Bienestar Emocional

Mujer multitasking

Hoy en día las mujeres tenemos un papel muy grande, ser todólogas! Antes en la época de mi abuela y todavía de mi mamá el ser una buena madre era lo que contaba, el ser una buna ama de casa y una buena esposa. Sabiendo lo difícil que ya es todo eso en la sociedad actual buscando la igualdad de género, tenemos otras aspiraciones y oportunidades y se suman aún más cosas. A demás de querer ser buenas mamás y compartir el trabajo de casa con nuestra pareja también queremos ser exitosas, trabajar y sobresalir en lo que sea que hagamos. Esto resulta una gran presión y muchas veces llega a ser una gran carga sobretodo cuando tenemos hijos pequeños.

Yo dejé de trabajar por decisión propia cuando quedé embarazada de mi primer hijo y apenas ahora después de casi 4 años vuelvo a iniciar un proyecto nuevo de trabajo, todo este tiempo que lo dejé me estuvo dando vueltas en mi cabeza….. Me encanta ser mamá, poder ir a jugar y disfrutar de mis hijos cada momento pero no me sentía productiva en el aspecto laboral, aprendí a valorar el momento y a disfrutar la circunstancia en la que estaba porque no se iba a repetir. Pero a lo que quiero llegar es que al tener tantos objetivos nos tenemos que partir en muchos pedazos, ser buenas en muchas cosas y saber un poco de todo. Yo me siento muchas veces un pulpo y aun así me faltan manos.

Mis amigas me preguntan pero ¿Cómo haces con tres hijos tan pequeños para cocinar, subir recetas, hacer ejercicio y ahora iniciar un proyecto? Yo diría que la clave es organizarse bien, pero además de la organización el volverme una mujer multitasking me ha salvado! Y he aprendido a hacer muchas cosas a la vez y bien!

Esto puede ser positivo y negativo a la vez, primero porque me ayuda a ser muy eficiente y hacer varias cosas a la vez pero al mismo tiempo no estoy totalmente enfocada en algo y me pierdo del momento, intentaré explicarlo un poco más.

Al estar ocupada con tantas cosas a la vez y querer sobresalir en tantos aspectos de mi vida hace que olvidemos simplemente respirar y aprender a estar en el momento, en el presente.

Debemos disfrutar de ser madres cuando estamos con nuestros hijos, ser productivas y disfrutar del trabajo, disfrutar de nuestra pareja cuando estamos solos, disfrutar del ejercicio cuando salimos a correr, disfrutar de estar con nosotros mismos y no sobre exigirnos.

Es difícil llegar a tener un balance pero se puede lograr si ponemos atención en nosotros mismos y aprendemos a escuchar nuestro cuerpo, nuestra mente y llegamos a tomarnos la vida con un poco de más calma y disfrutamos lo que hacemos es lo que nos llevará a la felicidad.

Así que olvidemos por un momento todas estas etiquetas que nos pone la gente, todas estas expectativas que queremos llenar para los demás y con nosotros mismos y vivamos el momento, busquemos ser felices con lo que tenemos enfrente y no lo demos por hecho.

Estas son algunas herramientas que ayudan a enfocarnos en el aquí y ahora:

  • Escribe tus preocupaciones o pendientes en una libreta/ hoja para que no estés continuamente pensando en eso.
  • Deja tu móvil cuando estés con tus hijos, haciendo ejercicio o trabajando, esto te ayudará a centrarte en el momento y no tener distracciones.
  • Ponte objetivos a corto plazo, el cumplirlos ayuda a tu autoestima y te sientas mejor contigo misma.
  • Organiza tu día para hacer cosas que te hagan feliz, siempre debes tener algo de tiempo para ti, ya sea tomarte un té mientras lees un libro, hacer ejercicio o irte a un spa, siempre debe haber algo en tu día que sea por ti, esto ayuda a mantener el equilibrio sobretodo en vidas muy ajetreadas.
  • No olvides respirar! Aprender a hacer respiraciones profundas nos enfoca y ayuda a mantenernos centradas.
  • Revisa tus prioridades, haz una lista de las cosas que son importantes para ti y dale mayor importancia a las que sean realmente significativas en tu vida.

Y no olvides que la persona más dura contigo misma eres tú, conviértete en tu aliada.

¡Así que lleguemos a lo más alto, pero disfrutando de cada paso que nos llevará a la cima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *